¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

15 ago. 2011

Capítulo 6: Cita

Pov Mar
Mi despertador comenzó a sonar incesantemente, estire la mano para apagarlo y seguir durmiendo, después de lo de ayer no tenía ganas de pararme…
-Mar, alguien te busca, esta esperándote en la sala. –Escuche que me dijo Alex mientras entraba a mi habitación, escuche como corría las cortinas y dejaba pasar la luz.-Mar ya despiértate no querrás hacer esperar a Alec. –Me dijo y salió rápidamente de mi cuarto.
Me levante bruscamente y me metí a bañar, cuando salí busque un conjunto bonito, me puse esto: (Con unos zapatos bajos o sin tacón)



 
Me maquille un poco y baje, escuche voces que venían de la sala, me acerque y vi a mi mamá y a Alexis platicando con Alec.

-Hola, Alec. –Dije cuando estaba cerca de donde él se sentó.

-Hola Mar. –Me dijo él con su hermosa voz de terciopelo.

-¿Nos vamos? –Le pregunte tímidamente.

-Claro.

-Alec, recuerda lo que platicamos.

-No te preocupes Alexis, yo no cometeré el mismo error y te prometo cuidarla…es más te aseguro que Mar va regresar con una gran  sonrisa en el rostro.

Salí junto a Alec de la casa preguntándome que había platicado con mi hermano, cuando salí me impresiono ver enfrente un Ferrari rojo último modelo descapotable:


Alec como todo un caballero me abrió la puerta y luego se dirigió a su lugar, primero me llevo a un restaurante, el cual se veía realmente caro, después me llevo a caminar por las callecillas de Volterra, hasta que llegamos a lo que yo creí un callejón sin salida.

-Ven. –Me dijo Alec mientras me extendía su mano, yo la tome, el contacto con su piel fue raro, era extrañamente fría, me recorrió un ligero estremecimiento, me ayudo a subir hasta el techo de una casa, cuando estuvimos arriba me pregunto algo que nunca espere que me preguntara.- ¿En qué escuela vas a estudiar?


-Entonces acerté en traerte aquí…mira esa de allá es la escuela. –Me dijo mientras señalaba a lo lejos.

Vi una gran escuela, con un gran verdor en medio, la construcción parecía un poco antigua peor a la vez bien cuidada, como si quisieran mantener el toque antiguo, se distinguí que las paredes serían de un naranja rojizo.

-Se nota que es hermosa.

-Y lo es tanto dentro como por fuera, y ahora hasta las alumnas son lindas. –Cuando voltee a verlo note que me estaba mirando y que no le ponía atención a la escuela, no pude evitar sonrojarme.

Seguimos platicando un rato más, hasta que me di cuenta que ya estaba anocheciendo.

-Ya es tarde y todavía me falta llevarte a cenar, así que vámonos.

Alec me ayudo a bajar del techo, esta vez al sentir su piel fría no sentí ningún escalofrió, tal vez era porque ya sabía lo que me esperaba.

Alec me llevo a un hermoso restaurante, nos llevaron hasta una mesa alejada de las demás, la mesa estaba en una especie de balcón, la vista era hermosa, toda la ciudad estaba iluminada.

Durante la cena al igual que en el desayuno Alec no tomo nada más que un vaso de agua y al tomarla se notaba que le costaba mucho trabajo.

Cuando salimos soplo un viento muy fuerte y recordé que no había traído nada para cubrirme, mi cuerpo fue recorrido por un escalofrió que no pude contener, Alec se percató y se quitó el saco que traía, me lo puso en los hombros y luego me abrazo para darme más calor, cuando sentí sus brazos alrededor de mis hombros mi cuerpo casi fue recorrido por un escalofrió, peor lo contuve, ya que a pesar del frio que sentía me sentía protegida en sus brazos, me abrió la puerta del auto, antes de arrancar subió la capota del auto, durante el camino a casa estuvimos platicando sobre varias cosas.

Cuando llegamos Alec se bajó antes para abrirme la puerta, le quise devolver su saco pero me dijo que me lo quedara, luego se lo devolvería, me dio un beso en la mejilla y me susurro al oído: “Mi Tua Cantante...La bellezza di una dea in persona (“La belleza de una Diosa en persona")”, lo que me dijo me dejo sorprendida.

Me metí a mi casa, subí a mi habitación y me sorprendió que la casa estuviera tan silenciosa, cuando abrí la puerta callo una nota:

+Nota+

Mar salimos un momento a comprar comida, tu papa hoy va llegar tarde, así que no sabe en donde estuviste hoy, mantenlo en secreto, ya que ayer se enteró de lo ocurrido con Cesar y no le va gustar que hallas ido sola con un chico, así que por favor intenta no decirle nada, hasta por lo menos pasado mañana, cuando ya se allá relajado.

Te quiere: Tu Mamá

Pd: Tu hermano dice que él también te quiere.

+Fin dela Nota+

Reí un poco al acabar de leer la nota.

Me fui a dormir sin esperar que ellos llegaran.


1 comentario:

Mary dijo...

¡Hola!

Que capitulo tan hermoso y romántico, la historia me tiene atrapada, sigue así! :)