¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

17 sept. 2011

Capítulo 18: Regresando, compromiso


Depuse de aquel pequeño accidente pro así decirlo regresamos a Volterra, en el aeropuerto nos esperaban mis padres y Alex, cuando los vi me puse súper nerviosa, Marco no estaba aquí y Alec sí. Regrese la vista a ver en donde estaba Alec que era a lado de Jane pero  ya no estaba, en su lugar se encontraba Marco, regrese a ver a mis padres y distinguí como Alec venía corriendo hacia mí, claro que a velocidad humana.
-Lo bueno de ser un vampiro es que de pronto estas en un lugar y después ya estás en otro. –Dijo Alec mientras me abrazaba y me daba vueltas en el aire.
Cuando me bajo vi a mi hermano abrazando a Jane y ella le correspondía le abrazo.

Cuando llegamos a mi casa Alec le pidió a mi papa hablar a solas, después de unos minutos ellos regresaron, Alec tenía una gran sonrisa en la cara.
-Mañana te espero en casa junto con toda tu familia, ¿tú los llevas o vengo por ustedes?
-Me se de memoria el camino, yo los llevo.
-Bien, entonces hasta mañana. –Acompañe a Alec hasta su auto.
-¿Alec estas seguro?
-Claro que sí, además solo van a estar Aro, Marco, Jane y Jessica.
-Eso de verdad me tranquiliza, me pone de nervios estar cerca de Cayo, al cual parece que no el caigo bien.
-Ningún humano le cae bien, él y Jane son muy parecidos en ese aspecto.
-Sí.
-Nos vemos mañana Mar Vulturi.
-¿Qué?
-Mañana sabrás, adiós. –Dijo y arranco su auto, lo vi desaparecer por la carretera.

{…}
Cuando regrese a casa Jessica estaba arreglando algunas cosas por teléfono, parecía enojada.
-¡¡Más le vale tener todo lo que le pedí para las 10 de la mañana, si no es así juro que sufrirá las consecuencias de dejar esperando a una Vulturi!! –Y colgó.
-Hola Alec. –Me dijo con una gran sonrisa.
-¿Qué fue eso?
-Verificaba que tuvieran todo listo para mañana cuando le pidas matrimonio a Mar.
-Gracias.
-Si es mañana ¿verdad?
-Sí, hoy le comente a su papá y él acepto.
-Entonces todo esta genial.
Me dirigí a mi habitación para preparar el traje que usaría para mañana.

{…}
Mi mamá me despertó, cuando me disponía a buscar mi ropa ella me dio un vestido hermoso:
-¿Y esto? –Dije mientras tomaba el vestido.
-Es para ir a la casa de Alec.
-Dudo que tanta formalidad seas necesaria, solo es una visita.
-No lo es…lo sabrás en su momento así que no agás preguntas. –Dije interrumpiendo mi  iniciación de una pregunta.
-Bien.
Me arregle y como a las 2 y media salimos hacia la casa de Alec en el auto de mis papas. Cuando llegamos parecía que iban a hacer una fiesta en aquella casa.
Cuando el auto se estaciono Alec se acercó a mi puerta y me abrió, cuando lo vi me quede boquiabierta.
Alec se veía hermoso en su traje, claro que de color negro, el único color que usan los Vulturi:
Después de que mis papas hubieran hablado unos minutos con Aro Alec subió a un pequeño escenario que tenía un micrófono.
-Mar, sube. –ice caso a lo que dijo y fui junto a él.
-Como todos saben en mi familia yo nunca me tome ninguna relación enserio, ya que esperaba a la persona indicada. Si hoy estamos reunidos aquí es porque la encontré,  por fin encontré a la persona con al que quiero pasar el resto de mi existencia, la cual espero que sea larga. –Alec se arrodillo enfrente de mí, saco una pequeña caja de terciopelo negro de la bolsa de su saco, abrió aquella pequeña cajita dentro venia un hermoso anillo.- Mar, yo creo que tú eres la indicada, por 
eso quisiera pedirte que fueras mi esposa. ¿Mar Rosales quieres ser mi esposa?
Las lágrimas no se hicieron esperar y opacaron rápidamente mis ojos, mi voz se perdió, no podía creer que el chico al que amo me estuviera pidiendo matrimonio, cuando Alec vio que no respondía su cara se puso un poco triste.
-Acepto, acepto ser tu esposa, acepto pasar el resto de mi existencia junto a ti. –Alec puso el anillo en mi dedo, todos comenzaron a aplaudir, él me beso, fue el mejor beso de mi vida, no porque los otros no me hubieran gustado si no porque con este beso sellamos nuestro compromiso.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Espero que el capítulo le salla gustado, a mi me fascino escribirlo.

1 comentario:

Mary dijo...

¡Hola!
Si estuvo muy bien, muy romantico, ¡me encanto! pero la verdad me sorprendio que se casaran tan rapido :)