¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

19 sept. 2011

Capítulo 22: El primero en transformarse

{…}
-¿Para qué?
-Quiero que me transformen hoy…
-¡¿Qué?! –El grito de Alec me sorprendió, ya que yo pensaba hacer lo mismo.- ¡¿Sabes que cuando despiertes lo único que vas a querer es sangre?! ¡La única humana que va estar cerca será Mar y yo no dudare en atacarte si tú te le acercas intentando dañarla!
-Alec, aunque me transforme siempre reconoceré a mi hermanita, nunca la atacaría, la conciencia no me dejaría vivir.
-Alec, yo le creo, ayúdalo, no quiero que sufra en la transformación.
-Bien.
Alec, Jane, Alexis y yo nos dirigimos a la habitación de Jane, Alex se sentó en la cama, Jane se le acerco y antes de presionar sus colmillos en el cuello de él le dijo: “te amo”, después mi hermano cerro lo ojos, Jane enterró sus colmillos en su cuello, tape mis oídos pensando que mi hermano gritaría por el dolor de la ponzoña en la sangre, peor no pasó nada.
-Use mi don en él, se lo quitare poco a poco, ahora solo escuchara lo que pasa a su alrededor, pero no sentirá dolor. Lo que está pasando con tu hermano es lo mismo que aremos contigo.
-¿Cuándo va despertar?
-No se sabe, todo depende de él, algunos tardan solamente 3 días y otros tardan 1 semana o más.

Hoy pasaban tres días desde que mi hermano fue mordido, Jane lo acompañaba para que mi hermano supiera que nunca estuvo solo, en estos tres días Jane no se ha despegado de él ni siquiera para comer.
-Mar tu hermano está despertando. –Me dijo Alec mientras entraba a la biblioteca. Me levante y antes de que pudiera iniciar a caminar él me cargo y comenzó a correr, cuando llegamos al cuarto de Jane entramos sin tocar la puerta, Alec me bajo peor se paró frente a mí, cubriéndome para que mi hermano no me atacara.
-Cuñadito, te dije que aunque fuera neófito nunca atacaría a Mar, puedo estar cerca de ella sin morderla. Pero entiendo que no quieras que me le acerque, lo comprendo. Antes de que alguein mas pudiera decir algo Aro entro por la puerta sin siquiera tocarla y con una cara que parecía iba a matar a quien se le acercara.
-¿Es cierto? –Dijo mirando fieramente a mi hermano.
-¿Es cierto qué?
-Que quieres adoptar la dieta animal.
-Si es cierto, yo no quiero matar humanos.
-Si te dejare tomar esa dieta es porque eres alguien importante en la guardia, si fueras alguien más te obligaría a tomar sangre humana. ¿Y tú Mar?
-¿Yo que?
-¿Quieres la misma dieta que los Cullen?
-Sí.
-Bien, al igual que tu hermano te dejo por lo importante que serás en la guardia. Jane lleva a Alexis al bosque para que pueda casar.
-Sí señor.
Jane y Alexis salieron de la habitación, Alec y yo fuimos a nuestra habitación, adentro estaba Jessica con dos bolsas negras de ropa, una en cada mano, cuando estuvimos dentro d el a habitación ella cerró la puerta, colgó las bolsas en el perchero de pared de Alec y las abrió, nos entregó el contenido y nos ordenó ponérnoslo.
Alec se puso aquel hermoso traje negro, se le veía genial, era perfecto para su cuerpo…
-Mar te vez hermosa.
–Gracias. –Yo llevaba un sencillo vestido, que según Jessica usaría para que nos fuéramos de viaje a la luna de miel, de la vual aun no sabía le destino.
-A los dos les queda perfecta la ropa, solo falta al prueba de Jane y Alexis. Guarden con mucho cuidado la ropa, iré a hacer que acepten los que me faltan que se prueben la ropa. –Dijo y salió del cuarto, yo salí tras ella y antes de que entrara al cuarto de Jane l hable.
-Jessica, ¿no me voy a probar el vestido de novia?
-No, con que te pruebes ese vestido es suficiente.
-Alexis, Jane necesito que se prueben unas cosas para la boda.
-Lo are por mi hermano, su felicidad y mi cuñada Mar. –Aun me sorprende que Jane me allá empezado a querer.
-¿Y tú Alexis?
-Ni loco, odio la ropa de etiqueta.
-No quería llegar a estas extremos pero si tú lo deseas… ¡Sera mejor que te pongas el traje que te voy a dar si no quieres decirle adiós a tu amiguito gracias a un rayo!
-Por eso decía que me dieras la ropa.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Mañana publicare el capítulo de la boda...

1 comentario:

Mary dijo...

¡hola!

¡cool!, ¡y ya quiero ver la boda! :)