¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

9 ene. 2012

Capítulo 2: Bienvenida a Volterra

{…}
El viaje más largo de mi vida, creí que llevaba más de un siglo dentro del avión cuando aterrizo.
Un vuelo de once horas, rodeada de vampiros que alguna vez quisieron matarme es una sensación asfixiante, preferiría estar muriéndome en casa que estar en el mismo avión que mis casi asesinos.
-Cullen baja ya si no quiere quedarte a vivir en el avión.-Dijo fríamente Alec Vulturi, el peor de los vampiros, su forma de ser, era tan creído, egocéntrico, me hacía odiarlo, todo el viaje estuvo hablando con Demetri sobre todas las humanas con las que se había acostado y  después cenado.
Salí del avión seguida de Alec, parecía mi guardaespaldas, no se despegaba de mí, me miraba fijamente cuidando cada movimiento que hacía.
-Toma una foto duran más.-Dije a la defensiva harta de su forma de mirarme.
-No quiero arruinar una cámara tomándote una foto.-Dijo burlonamente. Iba a gritarles ciertas cosas cuando apareció Aro y nos dirigió al auto que nos llevaría al castillo.
-Baja ya.-La estúpida voz de Alec Vulturi comenzaba a hacerme querer matarlo.-Tu habitación es al ultima del pasillo.-Camine pro donde me señalo y pase por varias puertas con nombres grabados…Alec, Renesmmee, GENIAL, mi habitación estaba junto a la de él.
Enojada vi mi nombre escrito en una placa de oro pegada sobre la puerta de madera, el umbral era de plata y oro, gastaban, mas malgastaban su dinero en cosas innecesarias…sí, derrochan su dinero sin importar nada:
La habitación era demasiado para lo poco que me quedaría. Me acerque al tocador y dentro de sus cajones encontré mi ropa, sobre él estaba mis perfumes, maquillaje y accesorios para el cabello, a un lado de este había un pequeño mueble con varias repisas y mis zapatos acomodados perfectamente.
-Cullen arréglate, te presentaran ante el Clan.-Alec cerró la puerta de la misma manera que la abrió sin hacer ruido y sin pedir permiso.
Tome un conjunto de ropa y me metí a bañar, fue un baño rápido no quería hacer esperar  mis casi asesinos.
Salí de la habitación donde encontré a Alec esperándome con cara de fastidio.
-Tardaste demasiado.-Dijo y comenzó a caminar.
-Me tenía que duchar.-Dije a la defensiva, el simple hecho de tenerlo cerca me hacía enfurecer.
-Aun así apestas a perro mojado.-Eso era lógico, tener a Jake en la casa hacía que todo oliera a él, lo cual incomodaba a mi familia aunque a mí me encantaba.
Al llegar a la gran puerta de madera Alec se detuvo y toco dos veces, una voz proveniente de adentro nos dijo que pasáramos, Alec abrió la puerta dejando a la vista tres tronos con los tres líderes en ellos, todo era como me lo conto mi mamá, como cuando vino a salvar mi papá, los vampiros del Clan estaba parados pegados a la pared, Alec camino hacia el frente, lo seguí guardando mi distancia, él se apresuró hacia su hermana ocupando su lugar junto a los tronos, yo me detuvo en medio de la sala, indefensa y sin preparación para enfrentarme a vampiros con décadas o siglos de experiencia.
-Mi querida Renesmmee, no tengas miedo, no te harán daño.-Aro se levantó de su trono y se dirigió hacia mi.- Queridos integrantes de clan, es un placer presentarles la prodigiosa hija de Edward Culle y su esposa Isabella Swan, Renesmmee Carlie Cullen Swan.-Dijo mi nombre como si se tratará de un trofeo, aunque tal vez lo era, conmigo en su poder podrían obligar a mis padres a dejar s los Cullen y unirse a ellos.-Eso no pasará, no si ellos no quieren.-Me di cuenta que mi mano rozo ligeramente la de Aro transmitiéndole mis pensamientos.-Trátenla como si fuera una de nosotros.-Dicho eso los vampiros se retiraron dejándome con Aro, Alec y una vampiresa que no reconocí.
-Querida Renesmmee es un placer conocerte yo soy Sulpicia esposa de Aro.-Me dio la mano, yo la tome y por una extraña razón me sentí más tranquila como si estuviera con quienes me quieren y no me dañaran.-Y así es, nadie te dañará y yo ya te quiero.-Dijo dulcemente, me recordaba vagamente a Esme.
-Sulpicia explícale porque está aquí y que le vamos a hacer.-Dicho esto aro salió de la sala, Sulpicia comenzó a caminar jalándome de la mano con suavidad, Alec como mi guardaespaldas nos siguió…

2 comentarios:

tamaritap dijo...

Hola me encanto este capitulo ya quiero ver el otro espero que escribas pronto chaiito cuidate besitos :DD=)))

Maria O.D. dijo...

Me gustan Nessie y Alec discutiento,son divertidos :D Me queda la intriga sobre lo que Sulpicia le explicara :) ¡saludos!