¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

17 jun. 2013

Capítulo 16


Al salir del bosque me encontraba en el patio trasero del castillo, donde entrenaban Demetri y Jane, al verme Jane corrio dentro del castillo y Demetri se acerco a mi, me llevo dentro del castillo hasta la sala de tronos.

-Querida Renesmme, estabamos realmente preocupados por ti.- Dijo Aro con su tipica voz amigable.

-Necesitamos que nos digas que fue lo que paso.- La voz de Marco fue neutra, sin ningun sentimiento.

-Acompañanos.- Esta vez fue Cayo el que hablo.

Los segui hasta una puerta que se encontraba blanca que estaba detrás de los tronos, al entrar pude distinguir lo que parecia un pasillo lleno de pinturas con los rostros de cada integrante de la guardia, justo antes de una puerta gris, estaba un cuadro de Alec y Jane, debajo de ellos escrito en italliano se leía “las joyas de la corona”.

-Pasa.- Dijo Aro justo despues de que sus dos hermanos habían ingresado.

Aquella sala tenía una mesa redonda en el centro con 4 asientos alrededor de ella, algunas velas iluminaban la habitación colgando en las paredes.

Les conté lo que había ocurrido durante mi estancia con La Orden, excluyendo la nueva parte de mi don, y el ritual durante el que escape, sabia que había hecho mal, pero en caso de haberles contado, ellos también intentarían matarme, porque que sería mejor para los lideres vampiros que poder salir durante el día y seguir siendo inmortales.

Regresamos a la Sala de Tronos donde ya se encontraba todo el clan reunido y fue en ese momento cuando me di cuenta de cuanto dolor sentía en el cuerpo por haber corrido tanto, y el cansancio mental por como use mi don.

-Alec.- La voz de Aro hizo que volteara a buscarlo, mis ojos se encontraron rápidamente con aquellos ojos carmesí que se habían vuelto indispensables para mí. -Lleva a Renesmme a la enfermería.- La voz de Aro se convertía rápidamente en un murmullo lejano, el cuerpo comenzaba a pesarme y una capa negra amenazaba con cubrirme, intente luchar contra ella, cuando no pude más y me deje cubrir por la oscuridad unos cálidos brazos me atraparon.

-Dámela.-La voz de Angélica demostraba preocupación.

-Yo la llevo, no me quiero separar de ella.- Aquella frase me hizo sentir triste y feliz al mismo tiempo, ya que tenía dolor y preocupación, no me gustaba que él se sintiera así, pero me agradaba saber que le preocupaba.

-Colócala ahí.- Los brazos me soltaron dejándome en una superficie suave. Me quitaron la capa y me cubrieron con una tela hasta la cintura. –Ahora sal, necesito revisarla y puede haber mucha sangre.- Los pasos comenzaron a alejarse de mí, hasta que una puerta se cerró detrás de ellos.

No hay comentarios: