¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

9 ene. 2012

Capítulo 2: Bienvenida a Volterra

{…}
El viaje más largo de mi vida, creí que llevaba más de un siglo dentro del avión cuando aterrizo.
Un vuelo de once horas, rodeada de vampiros que alguna vez quisieron matarme es una sensación asfixiante, preferiría estar muriéndome en casa que estar en el mismo avión que mis casi asesinos.
-Cullen baja ya si no quiere quedarte a vivir en el avión.-Dijo fríamente Alec Vulturi, el peor de los vampiros, su forma de ser, era tan creído, egocéntrico, me hacía odiarlo, todo el viaje estuvo hablando con Demetri sobre todas las humanas con las que se había acostado y  después cenado.
Salí del avión seguida de Alec, parecía mi guardaespaldas, no se despegaba de mí, me miraba fijamente cuidando cada movimiento que hacía.
-Toma una foto duran más.-Dije a la defensiva harta de su forma de mirarme.
-No quiero arruinar una cámara tomándote una foto.-Dijo burlonamente. Iba a gritarles ciertas cosas cuando apareció Aro y nos dirigió al auto que nos llevaría al castillo.
-Baja ya.-La estúpida voz de Alec Vulturi comenzaba a hacerme querer matarlo.-Tu habitación es al ultima del pasillo.-Camine pro donde me señalo y pase por varias puertas con nombres grabados…Alec, Renesmmee, GENIAL, mi habitación estaba junto a la de él.
Enojada vi mi nombre escrito en una placa de oro pegada sobre la puerta de madera, el umbral era de plata y oro, gastaban, mas malgastaban su dinero en cosas innecesarias…sí, derrochan su dinero sin importar nada:
La habitación era demasiado para lo poco que me quedaría. Me acerque al tocador y dentro de sus cajones encontré mi ropa, sobre él estaba mis perfumes, maquillaje y accesorios para el cabello, a un lado de este había un pequeño mueble con varias repisas y mis zapatos acomodados perfectamente.
-Cullen arréglate, te presentaran ante el Clan.-Alec cerró la puerta de la misma manera que la abrió sin hacer ruido y sin pedir permiso.
Tome un conjunto de ropa y me metí a bañar, fue un baño rápido no quería hacer esperar  mis casi asesinos.
Salí de la habitación donde encontré a Alec esperándome con cara de fastidio.
-Tardaste demasiado.-Dijo y comenzó a caminar.
-Me tenía que duchar.-Dije a la defensiva, el simple hecho de tenerlo cerca me hacía enfurecer.
-Aun así apestas a perro mojado.-Eso era lógico, tener a Jake en la casa hacía que todo oliera a él, lo cual incomodaba a mi familia aunque a mí me encantaba.
Al llegar a la gran puerta de madera Alec se detuvo y toco dos veces, una voz proveniente de adentro nos dijo que pasáramos, Alec abrió la puerta dejando a la vista tres tronos con los tres líderes en ellos, todo era como me lo conto mi mamá, como cuando vino a salvar mi papá, los vampiros del Clan estaba parados pegados a la pared, Alec camino hacia el frente, lo seguí guardando mi distancia, él se apresuró hacia su hermana ocupando su lugar junto a los tronos, yo me detuvo en medio de la sala, indefensa y sin preparación para enfrentarme a vampiros con décadas o siglos de experiencia.
-Mi querida Renesmmee, no tengas miedo, no te harán daño.-Aro se levantó de su trono y se dirigió hacia mi.- Queridos integrantes de clan, es un placer presentarles la prodigiosa hija de Edward Culle y su esposa Isabella Swan, Renesmmee Carlie Cullen Swan.-Dijo mi nombre como si se tratará de un trofeo, aunque tal vez lo era, conmigo en su poder podrían obligar a mis padres a dejar s los Cullen y unirse a ellos.-Eso no pasará, no si ellos no quieren.-Me di cuenta que mi mano rozo ligeramente la de Aro transmitiéndole mis pensamientos.-Trátenla como si fuera una de nosotros.-Dicho eso los vampiros se retiraron dejándome con Aro, Alec y una vampiresa que no reconocí.
-Querida Renesmmee es un placer conocerte yo soy Sulpicia esposa de Aro.-Me dio la mano, yo la tome y por una extraña razón me sentí más tranquila como si estuviera con quienes me quieren y no me dañaran.-Y así es, nadie te dañará y yo ya te quiero.-Dijo dulcemente, me recordaba vagamente a Esme.
-Sulpicia explícale porque está aquí y que le vamos a hacer.-Dicho esto aro salió de la sala, Sulpicia comenzó a caminar jalándome de la mano con suavidad, Alec como mi guardaespaldas nos siguió…

8 ene. 2012

CAPÍTULO 1: Debemos llevárnosla

-Ness, pequeña, despierta, tienes que irte.-Jake, ni en las peores circunstancias se atrevía a despertar rápidamente a Ness, la última vez que lo intento ella lo aventó por la ventana y no le hablo en un mes.

-Se hace así.-Emmett empujo a Jake y le tiro un balde de agua fría encima a Ness. Ella se despertó hecha una fiera dispuesta a matar a quien la hubiera despertado, cuando vio el balde en manos de Emmett no hizo nada, a él no podría vencerlo nunca.

-¿Por qué me despertaste así?-Le grito.

-Renesmmee Carlie Cullen Swan, párate en este momento, ponte otra ropa y baja.-Bella nunca llamaba a Ness por su nombre completo al menos que fuera algo malo o muy importante y en las peores circunstancias nunca incluía los apellidos.

Ness izo lo que su mamá le ordeno y bajo lo más rápido que pudo, la rapidez de ella sorprendió a su tío y a su novio Jacob Black, sí, eran novios hace más de 4 meses, sus padres lo aceptaron difícilmente, pero se dieron cuenta que las intenciones de Jake eran buenas y ahora él no sale de la casa Cullen.

-Ya estoy a…-No logro terminar al frase, vio sus maletas en la entrada y a su padre llevando dos dentro del volvo.- ¿Qué pasa?-Pregunto asustada.

-Los Vulturi vienen de nuevo por ti.-Le dijo Esme lo más tranquila posible, pero aun así se le notaba la desesperación y el miedo. Ness tomo dos maletas más y ayudo a su padre a meterlas al auto.

-Ya es tarde, no tardan más de 15 segundos en llegar.-La voz de Alice era ida e indiferente como cuando tenía una visión, Edward se detuvo y coloco a Ness detrás de él, todo el clan se colocó en posición de ataque listos para lo que pasará…

-Vienen en son de paz, quieren hablar.-Las palabras de Alice sorprendieron a los presentes dejándolos en una mala posición a la llegada de los Vulturi.

-Ella tiene razón, venimos a hablar sobre su hibrida, Renesmmee.-Aro atrajo la atención de los presentes hacia él, su tono era el mismo de siempre, relajado como si nada pasará y hablara con amigos de toda la vida.

-Aro, es un gusto volver a verte y no tener que pelear.-Dijo sonriente Carlisle a su viejo amigo.

-Aunque me gustaría que nuestra visita fuera en una mejor situación…

-Estas mintiendo.-Dijo enfadado Edward interrumpiendo a Aro.

-Mi querido Edward, yo también quería pensar que era una mentira, no lo quería aceptar, aunque no me creas aprecio a tu hija y esto me impacto a mi tanto como a…tu dolor es peor, es tu hija.-Aro parecía realmente triste.

-¿Edward que pasa?-Pregunto un tanto enfadada y preocupada Bella.

-Encontraron un libro que hablaba sobre enfermedades en híbridos y quieren llevarse a Ness para descartar que ella las tenga.

-¡No se la pueden llevar!-Grito Bella enojada, ella había dado la vida por su hija y no permitiría que quienes una vez la intentaron matar se la llevaran.

-Amigo Carlisle, quisiera hablar contigo, necesitamos llevárnosla.

….

Después de unos minutos Carlisle salió acompañado de Aro, al parecer lo habían convencido y Ness se iría con los Vulturi.

-Edward, ella…

-Lo sé, se la llevaran, si tu dijiste que si es porque de verdad debe ir.-Dijo él interrumpiendo a Carlisle.

-Edward.-Bella se acercó a él y lo miro a los ojos intentando encontrar la mentira en ellos, pero aquellos ojos miel no metían, Ness tendría que irse, Bella se negaba a aceptarlo y abrazo fuertemente a su hija.-No pueden.

-Bella…-Edward hablo en tono tranquilizador relajando un poco a su esposa.-No le harán daño, si lo planean lo sabremos antes, tranquilízate.-Él abrazo a su esposa e hija.

-Ness cuídate, si intentan hacerte algo defiéndete como et enseñe.-Dijo Jake, abrazo a Ness y le dio un beso, un beso de despedida, un beso de amor, algo que marcaba que el corazón de ella le pertenecía a él y el corazón de él le pertenecía a ella.- Te amo.-Susurro Jake contra los labios de Ness.

-Yo también te amo, mi querido lobito.-Dijo ella y fue a abrazar al resto de su familia.

-La cuidaremos bien, lo prometemos.-Dijo Aro y acto seguido Alec, Jane y Demetri se llevaron las maletas de Ness. Ella se despidió con la mano de su familia antes de desaparecer en el bosque rodeada de Vulturis.

PREFACIO


Cullen te buscan-me dijo Alec de la forma mas fría que pudo, le iba a preguntar porque me hablo así, pero en ese momento entro mi mamá y me abrazo.
-Ness, ya te puedes ir, ellos no tienen porque retenerte más- me dijo ella muy emocionada.
Cuando vi a Alec pude ver la tristeza en sus ojos, una tristeza que yo cause, una tristeza que le prometí nunca más tendrían sus ojos, ahora he roto mi promesa y su corazón..
Abrase mas fuerte a mi mamá, y comencé a llorar, el hecho de haberlo perdido me dolía más de lo que debía ser, nunca pensé decirle, pero me enamore, me enamore de alguien prohibido, me enamore de un Vulturi.

6 ene. 2012

Epilogo

Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás que TE AMO”
Shazi:
Gracias por estar conmigo, gracias porque aquel día, el día en que perdí a tu mamá me dijiste “ella regresara, tu solo confía y espera”, es ese momento la frase me hizo sentir mal, no podía creer que mi hija me dijera que esperará, acababa de perder a tu madre y no tenía ánimos de nada, pero por tu insistencia y apoyo, esperé, espere mucho, al final la espera dio resultado, después de dos meses ella regreso, gracias a ti comprendí que si era verdad, que no era un sueño, el carácter y la desesperación de tu madre se plasmaron en ti…
Tu hermano, tu mamá y tu son las tres personas que hacen que yo entre en razón, que comprenda las cosas como son y que  siga vivo, ustedes son mi motor, lo que me hace seguir, son lo único que puede dañarme o curarme.
Te quiere, tu papá. Alec Vulturi.

-¿Ya terminaste con la carta?-Pregunto dulcemente mi razón de existir a mis espaldas.
-Claro, solo la selló, es la última antes de la boda de Lucas.-Deje el sobre sobre el escritorio y me levante, di la vuelta y la abrase, mi bella vampiresa había regresado a mí, después de que regreso decidimos separarnos de los Vulturi con la promesa de acudir si necesitaban nuestra ayuda, aunque ya no la necesitaban, ellos ya habían destruido a casi todo el Clan Tebas, Amelia nos había dicho sus ubicaciones y puntos de entrada, 5 casas fueron destruidas en los 2 meses que Mar estuvo lejos, si fueron 2 meses sin ella …

**Flash back**
-Papá ni se te ocurra, tienes que salir y comer, soy capaz de tirar la puerta si no abres ahora.-Mi hija, ella me había mantenido un poco cuerdo es estos últimos 2 meses, me había obligado a casar a base de engaños y sobornos.-Tres…dos-Abrí la puerta antes de que ella llegará al uno, la última vez que deje que llegará a uno tiro la puerta, rompió la cama en dos al saltar sobre ella en mi persecución, rompió el escritorio y se ve aventó encima para que no escapará, realmente me sorprendió su fuerza.
-Vamos a cazar.-Ella sonrió y dio unos cuantos aplausos y saltos de alegría.-¿Por qué tan feliz?
-Por nada, es solo que tengo un buen presentimiento…
Después de unos cuantos animales me dispuse a regresar, Shazi me tomo del brazo y me dio la vuelta…no podía creer lo que tenía enfrente, Mar se acercaba con pasos cortos y lentos hacia nosotros, como las demás veces, siempre imaginaba que ella regresaba, que estaba viva, pero ella murió en aquel incendio…
-Shazi, vámonos, no quiero acercarme a esa ilusión y que se desvanezca…
-No se ira, ella está de regreso, recuerda lo que te dije…
-Es una ilusión, tal vez sea tu hermano de nuevo…-Ella golpeo fuertemente mi cabeza, el brazo y la panza, después tomo el cuello de mi camisa y con voz fuerte, segura y agresiva me hizo entrar en razón.
-No me importa lo que piensas, me importa un comino si crees que esto es mentira, tú te quedas aquí y la esperas, la abrazas y te aseguras que es ella de verdad, si te mueves un solo milímetro hacia el castillo sufrirás las consecuencias.-Soltó mi cuello, acomodo mi camisa y me puso de frente a la imagen de Mar que estaba cada vez más cerca.
Sus delicadas manos tomaron mi cara y me dio un beso, ella era real, no una ilusión, estaba aquí, conmigo, había vuelto.
-Mar, donde…
-Persiguiendo a algunos integrantes del Clan Tebas.
-Pero la mansión se colapsó contigo dentro.
-Yo salí antes de que callará, yo la derribe…no creíste que…-Asentí con la cabeza provocando tristeza en los ojos de ella.-Perdón, sufriste demasiado, pensé que el fuego azul te haría pensar que yo lo había destruido.
--Ya no importa lo que creí o lo que ocurrió, lo importante es que estas de regreso…
**Fin del Flash back**
-¿Alec, en que piensas?-Dijo Mar haciéndome reaccionar, habíamos llegado a la playa, nos mudamos a la Bahamas hace más de un mes.
-En el día en que te recuperé.-Ella me dio un rápido beso y corrió hacia el agua, se sumergió y salió varios metros adelante, la seguí y la alcance rápidamente.
-Nuestro hijo se casa en dos semanas, Leo está por cumplir 1 año, Shazi y Zeth van a cumplir 2 años de casados….el no tener nada que hacer, es raro, ahora me doy cuenta que este año van a correr varias cosas buenas, cosas que nunca pensé que pasarían.
-Este y los demás años, décadas, siglos….eternamente juntos.-Unimos nuestros labios en un beso, un beso que demostraba un gran amor, un beso sin igual, el beso que me hacía dar cuenta que nada de lo que hice para tener a Mar fue un error, que todo fue lo necesario, lo justo para tener lo que tengo ahora…
{…}
“ETERNAMENTE JUNTOS”, la frase que yo sabía que era verdad, la eternidad era solo el comienzo de esto, al eternidad era una medida de tiempo que apenas bastaba para lo que vamos a vivir.
El esfuerzo, el amor, la tristeza, la felicidad, las peleas, las separaciones; todo marco nuestras vidas, todo nos izó estar más juntos que antes, ahora nada nos separara, la eternidad era nuestra y nadie podía quitárnosla…
Fue una mirada,
un frenesí de besos,
una lujuria de sentimientos.
Fue un instante sin fin,
sin tiempo para soñar.
Y entonces despertamos,
... y seguimos amándonos.



FIN

4 ene. 2012

Capítulo 22: Dolorosa perdida

-Alexandra basta, la estas matando…- Elisha suplicaba de nuevo por la vida de Amelia.
-Ella es al culpable de que sufra tanto, ella dejo escapar a Alec -Alexandra seguía ordenando a los guardias golpear y morder a Amelia, ella ya no podía, quería morir pero cada cierto tiempo un guardia le daba a beber un poco de sangre, la suficiente para que ella no muriera pero también para que no se pudiera defender…
-Alexandra has que se detengan en este instante.-Le ordeno alguien imponentemente a sus espaldas.
-Tú no puedes venir a ordenarme nada Dídima…-Alexandra se volteo dispuesta a matar a la indefensa Dídima, pero fue gran su sorpresa al ver que ella no usaba el brazalete y tenía las manos encendidas en fuego…
{…}
-Mar no lo hagas, ya hablamos de esto…
-Lo hablamos pero yo siempre quedaba en lo mismo, que…
-Que destruirías la cede-Dijo Alec terminando mi frase.
-Y lo haré, ellos me deben 2 meses de encierro y 2 meses sin ti.
-El encierro fue culpa tuya. -Dijo acariciando tiernamente mi mejilla.- De lo otro si tuvieron la culpa.
-Lo haré quieras o no. –Lo encerré en una pequeña jaula de fuego verde y me dispuse a salir de la habitación.
-No iras sola, yo te ayudaré
-Te ayudaremos.-Corrigió Jane uniéndose a mi hermano.
Seguí caminando, si me seguían era su problema porque yo podía sola con todos…
{…}
“Alec Vulturi, tienes que salir ya, Mar no tardará en llegar a la cede y acabar con todo, le debes a Amelia haber regresado con ella, debes salvarla…Mar te ama de verdad y  ni el fuego verde te hará daño” Con esta frase en la mente me dispuse a atravesar la jaula, salí ileso, ella me ama tanto como para no herirme.
Corrí con dirección a la cede y la vi en llamas, había una gran pelea dentro, los crujidos y golpes se escuchaban hasta aquí, las puertas estaban selladas por murallas de fuego.
-Alec.-Me llamo mar desde arriba de un árbol, subí junto a ella.-Cuando llegamos todo estaba así, creo que es obra de Dídima, aun no encuentro por donde entrar, mi hermano y yo entraríamos sin problema, el fuego no nos daña, pero Jane y tu…
-Nosotros nos quedamos.-Dije firmemente, si ella no entraba nadie salvaría a Amelia, tal vez se moleste pero a Amelia le debo regresar con Mar.-Hazme un favor…
-No te preocupes, sabía que me pedirías salvar a Amelia, por eso te deje, yo planeaba sacar a Amelia e incendiar la cede y si tú me acompañabas solo serías un retraso.
-Gracias.-Le di un beso y deje que ella y Alexis entraran a la mansión.
{…}
Dentro todo era peor que afuera, el humo era sofocante y te impedía respirar, contuve el aire sin problema el ser vampiro e inmune al fuego era algo bueno en este caso, el humo solo te entorpecía.
Alexis y yo corrimos hacia los calabozos de dónde provenían varios gritos y crujidos, la parte más violenta de esto era abajo…
Dídima y Elisha?, si creo que era Elisha, peleaban contra todos los vampiros que se les acercaban, estaban protegiendo a alguien, me acerque a ellas empujando y quemando a quienes se me atravesaban, junto con mi hermano y Dídima quemamos a todos los vampiros, solo quedo una viva.
-Qué bueno que llegaste, aunque un poco tarde, a Amelia no le queda mucho tiempo de vida.-Dijo burlonamente Alexandra. Voltee a ver el estado de Amelia y era verdad, si no bebía sangre ahora moriría.
-Llévense a Amelia, tengo cosas que arreglar con Alexandra.-Alexis tomo en brazos a Amelia y Elisha jalo a Dídima para salir, sus pasos se alejaron rápidamente y la pelea comenzó…
{…}
-Ya salieron.-Dijo alegremente Jane, vi que tres figuras se acercaban, en los brazos de la primera había alguien, por un momento pensé que era Mar, pero no, era Amelia, Alexis paso junto a mí y se limitó a un solo “Necesita sangre” y seguido por Jane se internaron en el bosque.
-¿Y Mar?-Le pregunte a Dídima, ella solo negó con la cabeza, iba a comenzar a correr hacía la cede pero esta se derrumbó y el fuego incremente, esta vez con un fuego azul…
“La chica por la cual cambie mi alimentación, la única que me enamoro de verdad, al madre de mis 2 preciosos hijos había muerto, ya no existía, murió salvando a Amelia”
Me derrumbe en donde estaba, no lo soportaba, perder a la persona más importante de mi vida en un instante, perderla para siempre, esta vez no la recuperaría…
-Vamos Alec, ya no podrás hacer nada.-Dídima y Amelia me llevaron a rastras hasta el castillo, cuando llegue Shazi corrió hacia mí, me abrazo fuertemente y con una gran sonrisa susurro:
-Ella regresará, tu solo confía y espera.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
Me tarde una eternidad en publicar, lo se, pero me tarde porque no sabía exactamente que escribir,   a penas hoy supe realmente como quería que la historia terminará, así que aquí esta el último capítulo antes del epilogo.

#By:LILIVC