¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

21 dic. 2011

Capítulo 21: Reencuentro y celos?

{…}
Salí del aeropuerto y antes de que pudiera iniciar a correr hacia el bosque alguien me detuvo tomándome del brazo…
-Yo sé en donde esta Alec.-Voltee y me encontré con Dídima, aún estaba enojada con ella pero necesitaba la información, odiaba esto, no me agrada tragarme mi orgullo pero lo haré una y mil veces por alguien a quien amo…
-¿Dónde está Dídima?
-Pasando el bosque casi en la frontera de Volterra hay una mansión, por fuera parece abandonada pero por dentro es un fortaleza para vampiros e híbridos, tiene una excelente seguridad, pero puedes entrar por el patio trasero, nadie lo vigila porque esta viejo y alejado del castillo, cuida que nadie se te acerque y menos que te pongan algún brazalete…
-¿Brazalete?-Eso sonaba tonto, un brazalete no daña a nadie.
-Ellos crearon un brazalete que te deja sin dones, uno de los dones que quita es el fuego control, lo crearon para mí, para que no dañara a nadie…
-Gracias.-Aun estaba enojada con ella pero la información era de utilidad.
Corrí hacia el bosque, el recorrido fue corto o al menos el tiempo lo fue,  antes de que saliera por completo de él ya había visualizado la mansión, la rodee y llegue al patio trasero, salte la barda de 2 metros y caí sin hacer ruido, antes de que comenzará a correr vi una silueta acercarse, si era alguien del clan iba a ser fácil atacarlo y matarlo o podía obligarlo a que me guiara donde se encontraba Alexandra y después buscar a Alec, tome la segunda opción…pero ya era tarde, la silueta ya estaba demasiado cerca, corrí a su encuentro, antes de que pudiera atacarlo logre ver su rostro.
-Alec.-Mis palabras apenas fueron audibles pero la corta distancia entre ambos logro hacer que él e escuchará, me tomo de la cintura y me envolvió en sus brazos, en los brazos que me abrazaron por la espalda la última vez que lo vi de pie, la última vez que me dijo “te amo”.
-Mar, te extrañe.-Nuestros labios se unieron en un beso, un beso que decía más de mil palabras, en ese beso se resumía el amor y la necesidad que sentíamos por el otro, no quería parar pero había que hacerlo, aúne estábamos en los límites de la mansión y en cualquier momento podían atacarnos…
-Alec…tenemos que irnos.-Dije como pude intentando terminar el beso.
-¡Alexander!-Una voz gruesa grito un nombre para mí desconocido, o al menos desconocía la dueño…
-Corre, él le dirá a Alexandra que he escapado.-Me tomo de la mano y comenzó a correr…
-Pero Alec…-Antes de que pudiera continuar Alec calló jalando consigo, cuando lo vi pude ver en su muñeca el brazalete, Dídima no me había dicho todo, el brazalete hacía más que quitar dones…
Alce la vista y vi a 4 vampiros acercarse corriendo, antes de que pudieran reaccionar o defenderse lance 4 bolas de fuego haciendo que ellos que quemarán, subí el cuerpo de Alec en mis hombros y comencé a correr, salte la barda y corrí hasta llegar al castillo, allí pude ver a Dídima esperándome en el claro del bosque, un claro que se encontraba a 10 metros del castillo, me detuve junto a ella y baje el cuerpo de Alec.
-Quítale el brazalete.-Ella se agacho junto al cuerpo de Alec y después de unos minutos se levantó con el brazalete en las manos.
-Mar…-Alec se escuchaba desesperado y confundido.
-Tranquilo, Dídima te quito el brazalete.-Al terminar la frase me di cuenta del error que cometí, nadie más que los Cullen y yo sabíamos que ella estaba viva.
-Gracias, gracias por todo lo que has hecho, pero en especial por convencer a Creonte de salvar a Mar y también salvarme a mí, aunque eso no salió tan bien.-Finalizo la frase en un tono juguetón.
-¿Cómo sabes que yo…
-Amelia me conto…
-¿Quién es Amelia?
-Es…ella, bueno…es una…
-¡Alec Vulturi dime la verdad o te juro que en este momento todo lo nuestro se acaba!- Con una sonrisa de disculpa me conto quien era en realidad Amelia, no sabía si enojarme o estar contenta, por ella Alec está de nuevo conmigo pero ella fue la que lo separó de mi este tiempo…

Capítulo 20: Sigues siendo de ella…

“Es como una canción, que no puedes olvidar, pero que es preciso dejar de cantar, dejarla atrás. Así que ahora, supongo, es el momento de levantarnos y mirar hacia al frente, y ver más allá de lo que pudo ser y nunca fue, ver más allá de un nosotros que nunca existió.”
{…}
-Alexander, necesitamos hablar…-Amelia se sentó en la orilla de la cama.
-Claro, hablemos.-Y comencé a besarla.
-De verdad quiero hablar.-Digo separándose y seria.
-Bien, dime…
-Todo esto, tus recuerdos, lo que sabes, tu nombre, nada es real…
-¿De qué hablas?
-De esto.-Ella tomo mi cara entre sus manos y un fuerte dolor de cabeza comenzó, ya lo había sentido antes, pero este era más intenso y doloroso…
“Mar vámonos-le dijo un chico a la persona más hermosa del mundo” “-¿Qué veías en el aeropuerto Alec?”-Quite las manos de Amelia y el dolor se detuvo.
-¿Qué fue eso y por qué la chica me llamo Alec?-Amelia puso mala cara y me aventó contra la cama.
-Te mueves o intentas algo y te va ir muy mal.-Puso de nuevo sus manos en mi rostro e imágenes comenzaron a llenar mi cabeza, la chica rubia que antes me había llamado Alec era mi hermana, Alec, ese era mi verdadero nombre.
-Amelia detente…
-No, aún no vez lo más importante…
“Alec…yo…acepto, acepto ser tu novia” “Te amo” “No me importa lo que eres, yo te amo”-Mar, mi Mar.
-Creo que eran todos…-Ella se alejó de mí y se sentó de nuevo en la orilla de la cama…
-¿Por qué? ¿Por qué esperaste hasta ahora para devolverme mis recuerdos?
-Me di cuenta de que aunque no tuvieras recuerdos tu corazón sabía que no me amabas a mí, ayer comprobó lo que temía, “Mar te amo, nunca te dejaré”, esas palabras hicieron que me diera cuenta de que tu corazón seguía siendo de Mar y nada haría que te enamoraras de mi…
-Amelia, lo siento…
-No, yo lo siento, no debí ayudar a raptarte, debí hacer lo que me dijo Dídima cuando llego aquí después de dejar a su hija con alguien más: “Seré feliz si mi ser amado lo es”
-¿Qué dices?
-Que Dídima, la compañera de Marcus quedo embarazada…-Amelia me conto toda la historia.-Yo ya hable mucho, aunque me falta algo.-Me dio un beso en la mejilla y abrió la ventana de la habitación.-Ve a buscar a Mar, reconquístala y dale esto.-Me dio una carta y me jalo para que me levantará y saliera por la ventana.-Corre, no podre despistar a Alexandra por mucho, será mejor que vallas rápido.
Comencé a correr hacia…un momento, no sabía en donde estaba…alce al vista en busca de algo que me indicará donde me encontraba, pero no veía nada conocido, corrí sin dirección alguna hasta que…

20 dic. 2011

Capítulo 19: Intentándolo de nuevo

“Solo un pequeño respiro… Un abrir y cerrar de ojos; todo es diferente.”
{…}
“Valdrá la pena, tal vez lo vea una última vez…”
Esa estúpida frase se repetía en mi mente y cada vez me arrepentía más de haberla dicho, cuando acabe la frase Alice y Alexis ya me jalaban hacia los calabozos del castillo, después de encerrarme siempre había alguien vigilándome, procurando que no escapará…
-Me rindo, sé que no lo volveré a ver, solo déjenme salir, ya no soporto estar encerrada y necesito comer, llevo más de 2 meses aquí…
-Déjala salir, está diciendo la verdad.-Jasper se apartó de la puerta dejando que Alice abriera.-Si intentas escapar regresarás a tu ya conocida habitación del calabozo, así que teja de planear como escaparás y en qué momento, tu indecisión me causa dolor de cabeza.
-Bien…-Alice sonrió y me jalo hacia el bosque, cuando llegamos el olor a sangre esperándome se izó presente y mi instinto salió con más fuerza de lo normal….
-No irás sola, Emmett, Jasper, Edward y yo te acompañaremos, no queremos que te escapes…-Resignada déjeme que me siguieran los Cullen, después de 5 ciervos ya estaba satisfecha.-Comiste más de lo habitual.
-Tenía 2 meses sin comer, ¿Qué esperabas?
-Te hubiéramos sacado antes si no estuvieras pensando en cómo tirar la puerta, noquear a quien te cuidaba y salir a buscar a Alec…-Emmett me despeino como si fuera una niña chiquita.-Me tuvieron cuidándote durante 3 semanas, decían que solo yo te podría detener si intentabas algo.
-Tú rogaste por cuidarla, nosotros no te pedimos nada.-Contraataco Edward al gran ego de Emmett.
-Sé que por dentro estaban rogando.-Emmett comenzó a correr cuando su hermano se le aventó encima…
-Mar, sé que encontrarás a Alec y todo volverá a ser como era antes…-Alice me abrazo por los hombros y me sonrió.-Ahora vamos al castillo antes de que Edward y Emmett rompan algo…
Los días se me hacían eternos, cada vez que necesitaba salir a casar me acompañaban 4 vampiros para asegurarse de que no hiciera tonterías, ayer solo me acompañaron 2 están confiando más en mí….
-Mar, hemos decidido dejarte salir a cualquier lugar sin ser vigilada, pero con la condición de que no salgas de los límites de la ciudad…
-No te preocupes Alice, todo estará bien, gracias.-Abrase a Alice y me dirigí a la puerta.
-Mar.-Voltee y Alice se acercó a mi.-Alexis me dio esto, me dijo que te lo diera cuando yo considerará apropiado.-Me dio el collar de Alec, al verlo el dolor regreso, esta vez aún más fuerte, pero no estaba solo, era acompañado de la culpa, la culpa por no haber ido a buscarlo.-Cuando regreses al castillo nosotros ya no estaremos aquí, ya tenemos que regresar a Forks.
-Pero Alice…
-Tranquila, regresaré si me necesitas o si quieres tú regresa con nosotros.
-Tal vez sí valla, pero dentro de unos meses.-Abrase a todos los Cullen y salí del castillo, necesitaba respirar y aclarar mis ideas…
-¡Mamá!-Shazi me gritaba de nuevo desde la puerta, aunque les había prometido ir con los Cullen en verano no me atrevía a salir, sentía que si me iba algo malo iba a pasar.
-Ya estoy aquí, no vuelvas a gritar que me causas dolor de cabeza.-Shazi salió hacia la camioneta seguida por Zeth que llevaba en brazos a Leo.
Cuando llegamos al aeropuerto Zeth llevo nuestro equipaje hacia le jet privado que lso Cullen nos habían mandado, Shazi se dirigió al baño a cambiar a Leo, lo que me daba le tiempo y espacio suficiente para escapar y buscar a Alec…

19 dic. 2011

Capítulo 18

-Alexandra, él está sufriendo, quítale ya el don…-Amelia estaba suplicándole de nuevo a su prima, ella sufría al ver a su amado acostado en la cama sin poder moeverse.
-Él va decidir cuando quiere dejar de sufrir, sigue usando su don, cuando se relaje todo pasará.
{…}
-Está despertando.-Dijo con voz animada.-Soy Amelia…-Aquella chica, creo que era la sobrina de Creonte tomo mi mano y me sonrió con amabilidad.
-Amelia has lo que te dije.-Alexandra volteo y me miró fijamente.-Yo no acostumbro dar noticias de forma relajada, así que…estas en la mansión de mi Clan, te raptamos del castillo y nunca veras a tu familia ni siquiera la recordarás.
Antes de que pudiera hacer o decir algo sentí un fuerte dolor en la cabeza, era mejor mi antiguo estado, sin poder moverme  o hablar, al menos no sufría, la cabeza me palpitaba fuertemente parecía que en unos momentos me explotaría…
- “Acepto ser tu novia” “Claro que me casaré contigo” “Te amo” “Acepto” “Quiero transformarme ahora” “Nunca te deje de amar” “No saben tu nombre, pero saben cuánto los amas” “Saben que ellos son lo más importante para ti” “Es por ti que siguen vivos” “Darías la vida por ellos al igual que yo” “Shazi se va a casar” “Está embarazada” -Uno a uno mis recuerdos se volvían borrosos hasta no verlo más…

-Bienvenido al Clan, yo soy Alexandra y ella mi prima Amelia, yo te cree Alexander…-La chica que estaba frente a mi me sonrió, se me hacía conocida pero no sabía de donde, su prima era realmente hermosa…
-Alexander, ¿quieres ver tu nueva habitación?-Amelia me tendió la mano y comenzó a jalarme hacia la puerta, en menos de 1 segundo ya estaba bajo el umbral.- Tranquilo, al ser neófito eres más rápido y fuerte que yo.-Dijo Amelia mientras se levantaba del piso.
-Lo siento.-Mi voz se escucha anormal, era como si hablará alguien más, una voz de terciopelo.
-Amelia, ya sabes que hacer.
-Tranquila, no me lo tienes que recordar a cada segundo…-Salimos de aquella habitación y caminamos hasta mi nueva habitación, era amplia, en distintas tonalidades de negro y gris, la cama era amplia con varios almohadones de varios tamaños, tenía una pequeña ventana en la cabecera cubierta por una ligera cortina gris,  unas escaleras conducían hacia una puerta que parecía ser un baño y una pequeña sala con una televisión, DVD, varios discos y películas.
-¿Te gusta?
-Me fascina Amelia…aunque no se para que una cama si no la…-Antes de que pudiera continuar Amelia me había aventado contra la cama y me aprisionaba entre ella y la cama…
Los días pasaron y siempre se repetía lo mismo, le daba el mismo uso a la cama, aunque todo cambiaba y creía comenzar a enamorarme de Amelia, ella dejaba de ser solamente alguien con quien hacerlo.

16 dic. 2011

Capítulo 17: No me puede estar pasando esto

Un millón de palabras no te traerían de vuelta, lo sé, lo sé porque lo intente. Tampoco un millón de lágrimas, lo sé, lo sé porque las llore.
Mar regreso a la habitación con una gran sonrisa, había intentado llevar a Leo pero Zeth se lo quito con el pretexto de que el bebé necesitaba dormir.
-Alec debes despertar ahora, tu nieto acaba de nacer y es….-Mar no logro continuar, una enorme tristeza la invadió, sentía ganas de llorar, llorar hasta no poder más, deseaba que todo fuera mentira, que lo que veía no era real, Alec no estaba en su cama, en su lugar había una carta que decía en letras rojas “Amelia”, se habían llevado a Alec, se lo habían llevado por venganza, Mar no se contuvo y se tiró en el suelo, sollozando, no poder llorar era fatal en ese momento, Alice llego en ese momento y al ver la cama vacía se acercó a Mar y la abrazo, solo izo eso, no quería decir nada, sabía que aunque queía decirle algo no debía, era mejor un abrazo que mil palabras.
{…}
-Alice, se lo llevaron, lo alejaron de mí…-mis palabras apenas eran audibles, en estos momentos solo deseaba poder llorar, llorar hasta dormir, dormir y despertar teniéndolo a mi lado, abrazándome, demostrándome que nunca se alejaría, que estaría eternamente conmigo, protegiéndome y amándome..
-Mar, veo que ya te enteraste.-Alexis tenía la voz algo dañada, como si estuviera triste.
-Alexis no…
-Alice, ella ya lo sabe, por eso esta así
-¿Saber qué?-Alce mi cara para ver mejor a mi hermano…
-Nuestros padres, fallecieron en un accidente de auto, ambos iban tomados…
-¿Qué día fue?-Le pregunte con la poca voz que me quedaba.
-Justo cuando se cumplieron 6 años de nuestra muerte.-Abrase de nuevo a Alice y seguí sollozando, ahora deseaba morir, morir de verdad.
-Alexis, es el peor momento…
-¿Qué?
-Se llevaron a Alec-Esas palabras me destruyeron aún más, era verdad, no era producto de mi imaginación, sí se lo habían llevado.
-Lo lamento, de verdad lo lamento, no debí decirte nada.
-Hiciste bien.-Me levante dejando a Alice dudosa y algo sorprendida por mi apresurada reacción-Ahora tengo otra razón por la cual recuperar a Alec, no me quedaré aquí sin saber que es de él, no me quedaré sin otra persona importante en mi vida.
-Mar es una locura, te matarán.-Alice me detuvo tomando mi mano..
-Valdrá la pena, tal vez lo vea una última vez…
::::::::::::::::::::::::::::
Capítulo un poco triste, ahora para Mar la vida no tiene sentido, 3 persona importantes en su vida se han ido, aunque ella quiere recuperar a una...

15 dic. 2011

Capítulo 16

-¿Elisha, estas segura de haber usado bien tu don?-Pregunto de manera autoritaria Alexandra.
-Claro que sí, en estos momentos todos creen que él está más muerto que antes…-Respondió con suficiencia Elisha.
-¿Y la herida?-Pregunto muy preocupada Amelia.
-Eso es obra mía, solo una ilusión.-Ahora la que tenía aires de suficiencia era Alexandra.- Lo que importa ahora es como lo vamos a traer.
-Eso va a ser fácil, el nieto de Alec va nacer en 2 días, será el momento perfecto para llevárselo, los dones de Shazadi van a estar vueltos locos, quitándoles el olor a cualquiera, va ser fácil que salgan y entren.-Dijo aquella anciana que podía ver –por raro que pareciera- el futuro de los híbridos y hombres lobo.
-Amelia, Elisha, prepárense que salimos mañana por la mañana.-Amelia salió de la habitación, aunque no lo demostraba sufría por la muerte de su padre y tomaría venganza con Mar…
-Mar, vamos tienes que levantarte, no puedes estar eternamente ahí.-Alexis estaba intentando por milésima vez que Mar se separa del cuerpo de Alec…
-Tal vez no esté aquí eternamente, solo hasta que el despierte.-Dijo con ilusión Mar.
-¡Zeth Clearwater, más te vale hacer que pase este dolor si no quieres morir!-Shazi repetía lo mismo cada vez más seguido, al principio lo hacía cada hora, ahora era cada 20 minutos…
-Mar tienes que ir con Shazi, su bebé está a punto de nacer.-Apenas termino de hablar Carlisle salió de la habitación tan rápido como entro y se dirigió dónde Shazi.
-Mar…-Antes de que Alexis pudiera decir algo Mar ya había salido de la habitación de su amado, aunque quería estar junto a él hasta que despertara no dejaría a su hija sola en ese momento.
……
-Rápido, es el momento preciso.-Les dijo Alexandra a Elisha y Amelia. Del castillo provenían gritos de Shazadi, maldecía, amenazaba y al mismo tiempo decía cosas buenas sobre su bebé…
Las tres vampiresas se dirigieron rápidamente a la habitación de Alec, llegaron con un poco de dificultad porque no había rastro que seguir, cuando al fin encontraron la habitación Amelia y Elisha cargaron el cuerpo de Alec y comenzaron a salir…
-¿Por qué se llevan a Alec?-Alexis había regresado porque Mar había olvidado el regalo para “Leo” en la habitación de Alec.
-Amelia encárgate.-Alexandra cambió de lugar y ayudo a Elisha a sacar a Alec.
-Perdón.-Amelia se concentró en los recuerdos de Alexis y borro el momento en que se llevaban a Alec, lo saco de la habitación y le dio el regalo de Leo.-Dale esto a Mar cuando sea prudente.-Deposito el collar de Alec en las manos de Alexis y fue con su prima…
….
-Pequeño, tienes a la mejor mamá del mundo, nadie te dañara y so siempre te consentiré.
-Mamá no es bueno que desde ahora consientas a Leo.-Por su rápida curación Shazi ya estaba de pie a tan solo 20 minutos de haber tenido a Leo.
-Tú recuéstate y déjame disfrutar de mi nieto, no sé cuánto tiempo tarde en ser mayor…-Mar recordó el rápido crecimiento de sus hijos y entristeció un poco, no los disfruto lo suficiente y su hija había tenido un bebé la alcanzar la madurez…
-Mar.-Alexis estaba un poco desorientado al haber perdido parte de su memoria, apenas había podido llegar a donde se encontraba Shazi.-Me tarde un poco encontrándolo.
-Gracias.-Mar con rápidos movimientos vistió a Leo con un hermoso mameluco azul cielo y le coloco una pequeña pulsera con el dije de Dídima.
-Mamá…
-No me reclames, quiero que mi nieto este protegido. Eso suena raro, soy muy joven para ser abuela, apenas tengo 24.-Mar empezó a decir todo lo que debería de haber pasado antes de que ella fuera abuela, le había dado el típico ataque de las abuelas.
-Mamá, tranquilízate, Leo te dirá Mar, no abuela.
-Gracias hijita.

Capítulo 15: Batalla

“Hay momentos en los que una mujer tiene que luchar y hay momentos en los que debe aceptar que ha perdido su destino”
Shazi y Luc estaban con nosotros en el bosque, no me hicieron caso y ahora pusieron sus vidas en riegos.
-Shazi mantente detrás de Zeth y tú hermano…-Ella asintió levemente, había querido meterla a ella y a Luc al castillo pero no lo logre siempre salían y ahora era demasiado tarde, en unos minutos llegaría el Clan Tebas…
-Se acercan a gran velocidad, estarán aquí en 10 segundos o menos.-Dijo rápidamente Alice, nos pusimos en formación listos para atacar si ellos no querían dialogar.- Solo quieren pelear.- Vi que se llevaban hacia atrás a Shazi, Luc e Isa y luego eran protegidos por 2 grandes lobos. Encendí mi cuerpo en llamas y como ha pasado últimamente mi cabello se tornó rojo.
-Te queda bien ese color.- Alec tomo mi mano y la estrecho fuertemente, no soportaría perderlo y nuestras manos unidas me hacía sentir un poco mejor.
El viento trajo el olor del Clan Tebas, Dídima no los acompañaba.

De un momento a otro se escuchaban vampiros estrenándose, crujidos, gritos y humo, mucho humo y fuego…
-Quédense atrás.-Era Ness, di la vuelta y vi a Jake y Zeth destrozando a los vampiros que se acercaban…
Un vampiro colgando sobre hechos estaba listo para aventarse y una sonrisa maliciosa salió de sus labios al instante, antes de que él pudiera tocarlos o siquiera rosarlos ya le había envuelto la cintura con un látigo de fuego y jalado hacia mí, cuando lo tuve enfrente lo decapite y queme su cuerpo…me acerque donde mis hijos y junto con los lobos decapitaba y quemaba a los vampiros que se acercaban.
-Eres muy poderosa, bella y con un gran parecido a mi cuñada.-Era un vampiro alto, de cabello castaño obscuro.- Sí no me equivoco eres Mar Delos.
-¿Quién eres y como sabes mi nombre? Quisiera saber a quién mataré.
-Soy Creonte le líder del Clan Tebas y cuñado de tu abuela.-Eso era lo que necesitaba, acabar con el líder del Clan, así ellos perderían un pilar importante y tal vez se retirarían.

Creonte callo sin vida en el piso, le lance una bola de fuego y este se convirtió en cenizas al instante. Oí el grito de enojo y tristeza de Alexandra, su pequeña, la segunda al mando y la segunda en morir
Sentí unos fuertes y tibios brazos envolviéndome por la espalda, era el peor momento que Alec había elegido para abrazarme…
-Te amo, nunca lo olvides-Sus palabras perdieron fuerza…
-¡No! –Grito con desesperación Jane
-¡Papá! –Gritaron al unísono Lucas y Shazi
Los brazos de Alec dejaron de envolverme, sentí como caían pesadamente recorriendo mis piernas hasta llegar al piso.
Voltee y vi el cuerpo de Alec tirado, distinguí a Alexandra alejarse antes de tirarme junto al cuerpo de Alec, hizo un último látigo y atraje lo primero que agarré con él sin fijarme que era.
De repente alguien se llevó a Alec, Jane me obligo a pararme, o eso intento, al no lograrlo me arrastro dentro del castillo, logre distinguir como el Clan Tebas huía.
Ya había pasado una semana desde la batalla y la herida del cuchillo de diamante en la espalda de Ale aun no sanaba, sí, fue herido con diamante lo único que puede dañar la piel de un vampiro, lo que había agarrado con el látigo fue el cuchillo que Alexandra uso para atravesar el cuerpo de Alec o al menos eso creíamos…

6 dic. 2011

Capítulo 14: Avisándoles a los Vulturi

El castillo se encontraba a tan solo una calle, cada vez se veía más cerca, odiaba tener que enfrentar de nuevo a los Vulturi, hablar con ellos teniendo presentes a mis hijos y más me aterraba ahora que Shazi estaba embarazada.
-Mar, si te preocupan tu hijos mejor relájate, ellos se van a ir a tu casa, a la casa en donde viviste con tu papas.-Me dijo Bella.
-Pero ellos…
-Ellos ya no viven aquí, se fueron de Volterra un año después de que tu hermano y tú fallecieron…
Jake, Ness, Isa, Shazi, Luc y Zeth subieron en una camioneta y se dirigieron hacia mi antigua casa, la camioneta con las maletas los siguió, ahora estaba más relajada, el problema iba a ser entrar y no llegar a la hora de la comida.
-Están todos reunidos en la sala de tronos y no están comiendo.-Nos dijo Edward…
En la recepción estaba sentada una humana, la misma del vestido rojo que estaba cuando yo viví en el castillo.
- Nessuno entri sala del trono Giana. (Que nadie entre a la sala de tronos Giana)-Le dije y seguí avanzando a la gran puerta de madera.
- Il mio nome è Giana ei leader mi ha chiesto di non essere interrotto. (Mi nombre no es Giana y los líderes me pidieron no ser interrumpidos.
-Non sapete chi sono io? Sono Mar Volturi, moglie di Alec Volturi. (¿No sabes quién soy? Soy Mar Vulturi, esposa de Alec Vulturi).-La chica se izó a un lado y regreso a su escritorio.
-Te sobrepasaste, la chica está asustada.-Me dijo Edward.
-Ella tiene la culpa.
-¿Alec Vulturi, tienes una buena explicación para esta invitación de bodas?-Era la voz de Cayo.
-Yo…-Antes de que Alec dijera algo empuje la puerta y corrí a su lado.
-Yo se la di, él tenía que asistir a la boda de su hija.
-Te prohibimos ver de nuevo a los Cullen o a Mar.-Dijo Cayo muy enojado.
-Necesitaba ver a mi familia, saber que estaban bien.
-Rompiste las reglas, tendrás que morir.-Cayo se levantó de su trono, ni Aro ni Marco lo detuvieron, antes de que Cayo tocara a Alec encendí una pequeña pared de fuego verde. Todos los presentes empezaron a susurrar sobre lo que veían, no escuchaba la voz de Jane ni de mi hermano.
-Alec…
-Ellos están en los calabozos de abajo, los encerraron para que no intervinieran en el juicio.-Me respondió él antes de que le preguntará.
-Nosotros vamos por ellos.-Edward y Emmett fueron por Jane y Alex.
-Mar, te ordeno que quites este fuego de enfrente.-Había olvidado la presencia de Cayo hasta este momento.
-¡Tú, no me ordenas nada! ¡Yo estoy aquí para ayudarlos, les estoy haciendo un favor, vine a salvarlos!
-Jajaja….-La tonta risa sarcástica de Aro retumbo en toda la habitación.
-Me importa muy poco que me crean o no. Nosotros solo venimos a decirles que el Clan Tebas los va atacar en 3 semanas.
-¿Por qué dices eso jovencita?-Pregunto Aro.
-Yo lo vi, el día de ayer vi al clan tomando la decisión de atacarlos.-Alice respondió con mucha seriedad la pregunta de Aro.
-Mar.-Alexis me abrazo por la cintura y comenzó a darme vueltas en el aire.
-Alec.-Jane sonaba relajada.- ¡Mar!-Empujo suavemente a Alexis y me abrazo.
-Ya fueron muchos abrazos, mejor guárdalos para otras dos personas…
-¿Vinieron?-Jane lo dijo de forma alegre y Alec de manera enojada.
-Sí.-Alec me fulmino con la mirada y Jane me sonrió ampliamente.
-Apesta a perro.-Alex puso mala cara.
-Edward.-él solo asintió levemente y me dedico una sonrisa para que me relajará.
-Tranquila, no los lastimaremos.-Dijo Jake entrando a la sala, lo seguía Ness, Isa, Luc y por último Shazi y Zeth, ella escondía su panza detrás de Zeth.
-¡Papá!-Dijeron Shazi y Luc al unísono, ambos comenzaron a correr, pero antes de que alguien pudiera notar algo raro en Shazi Zeth la cubrió de nuevo.
-¿Pasa algo Shazi? No seas un esposo sobreprotector con mi niña. –D ijho de forma bromista Alec.
-Zeth sácala de aquí, no es el lugar ni el momento…
-Bien.-Dijo él y comenzó a llevársela.
-¡No!-Grito Shazi, estar embarazada empeoro su carácter.
-Luc.
-Sí mamá.
-Zeth, vámonos, mi papá puede visitarme después.-Shazi parecía ida al hablar, por el don de Luc, ambos salieron de la sala, sus patos iban en dirección a la salida.
-Que hermosos hijos Mar, la niña se parece mucho a ti y el niño se parece a su padre.-Aro se mostró alegre.- ¿Por qué no me presentas a tu hijo?
Quite el fuego que había enfrente de nosotros y comenzamos a avanzar, conforme caminábamos sentía miedo, si Aro leí los pensamientos de Luc sabría lo de Shazi.
-Tranquila mami, traigo tu joya.-Discretamente me mostro el dije que había incrustado en el brazalete de los Cullen, sonreí. Luc extendió su mano hacia Aro y le sonrió amablemente.,-Buenos días señor, es un placer conocerlo.
-Digo lo mismo, aunque…olvídalo.-Luc saludo de la misma forma a Marco pero antes de acercarse a Cayo lo único que hizo fue un leve saludo con la mano.
-Niño, esa es una gran falta de respeto.-Le dijo Cayo a mi hijo.
-A él no lo llamas niño.-Alec se había puesto algo agresivo, su voz subió unas décimas al hablar.
-Lo lamento, no volverá a pasar.-Cayo hablaba igual que las personas bajo el efecto del don de Luc.
-Hijo, no lo vuelvas a hacer, eso sí es de mala educación.
-Claro mamá.-Lucas salió de la sala seguido por Isa y Ness…
-Shazi, ven, Alec vino a visitarte.-Mi hija bajo las escaleras lo más rápido que pudo, Alec se quedó en un estado de shock, lo único que miraba era la gran panza de Shazi…