¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

8 abr. 2011

CAPITULO 36

YO Y MI MALDITA BOCOTA!
Estaba más que segura que no le caía para nada bien a Matt pero él tampoco era digno de mi admiración.
Simón era tan amable que en algunos aspectos me recordaba a mi Jacob, el solo pensar en su nombre rompía mi alma en dos pero era demasiado orgullosa como para volver.
Estaba muerta de sed, los ojos se estaban tornando oscuros y mi cuerpo incontrolable.
Simón advirtió mis deseos.

-Vamos a casar Ness-dijo Simón extendiendo su mano para que me levantara del suelo en donde estaba sentada acurrucada entre mis piernas tratando de mantenerme calmada.

Lo mire y agarre su mano, dura como una piedra.

-Si, eso sería bueno -dije y sonreí

-Voy con ustedes -dijo Matt, tal vez temía que me volviera loca y atacara a su amigo. Era extremadamente distante y parecía observarme como si tratara de ver algo mas allá en mi de lo que exteriorizaba. No estaba segura si tenía algún don especial, pero lo mejor era mantenerme alerta.

-Iremos al centro del bosque, -dijo simón- las presas allí son mucho más sabrosas

-mmmm se me hace agua la boca-dije

Caminamos hacia el bosque, ninguno de los dos parecía tener prisa, aunque yo me estaba desgarrando por dentro de las inmensas ganas de sangre, así y todo me amolde a sus pasos.
Tenía un millón de preguntas en mi cabeza, siempre había sido muy curiosa. Trate de manejar mi verborragia, pero todo salió como disparado por la intriga.

-Puedo hacerte algunas preguntas -dije mientras pateaba unas rocas del suelo

-Claro , claro , veré si puedo contestarlas -dijo Simón

-Porque el pueblo esta tan desolado-dije

-Esa es fácil -dijo simón y sonrió, tenía la sonrisa tan blanca que brillo en la oscuridad de la noche- pues Riley y su grupo nos llevo a Monte Blanco para que nos alimentáramos, acabamos con casi todos ellos

Se me hizo un nudo en la garganta en tan solo pensar en tanta gente inocente.

-Algunos lograron salvarse, pero quedaron tan asustados que se marcharon, solo permanecieron algunas familias que no querian dejar su hogar, pero no salen casi a la calle.-dijo simón

-pero como nadie se entero de inmensa matanza? -pregunte inocentemente

-Es que Riley amenazo con volver si alguien abría la boca, es probable que estén aterrados, el pueblo esta muy alejado de la civilización y es muy difícil acceder a el-dijo simón

-Eres policía o algo parecido? -dijo Matt con desprecio

-Reí irónicamente sin hacer caso de su actitud - No la verdad que no es mi profesión pero la llevo en la sangre -dije y antes de que preguntaran agregue - es que mi abuelo es policía, el mejor de hecho .

-No se puede luchar en contra de la sangre -dijo simón y sonrió, notando el ataque de su primo

Comencé a sentir el olor del oxido y la sal propio de la sangre animal, cazar no era algo nuevo para mi , ya lo había hecho un millón de beses gato montes o mejor conocido lince rojo era mi presa favorita, me gustaba tanto como la pizza, lastima que nuca jamás saborearía una.

-Este es un buen lugar-dijo Simón

Las presas estaban juntas alrededor de una pequeña laguna de agua. Matt fue el primero en atacar, se veía un poco tosco , mas aun si lo comparaba con la agilidad de mi padre.
Simón era extremadamente paciente, creo que intentaba causarle el menor dolor posible al animal..
Yo me lance sobre un gato montés, era enorme, pero no me resulto de gran dificultad, había tenido a los mejores maestros . Había incorporado tan dentro mío la danza típica de Alice al cazar, ni una mancha de sangre en la ropa, delicada y rápida.
Succione todo, hasta la última gota, pero no estaba para nada satisfecha. Cuando era mitad vampiro un solo animalito me saciaba pero ahora tuve que saltar sobre al menos tres mas para sentirme un poco mejor , pero nunca llena, ahora si comprendía a los demás, esto
de ser vegetariano no era tarea fácil.

-Ahora te ves mejor -dijo Simón

El era tan amable y cuidadoso que me sentía horriblemente desagradecida ocultandole informacion sobre Bree.
me debati entre decirle o no , cuales eran las posibilidades de que me mataran.Tal vez no muchas lejos de matt.tenia que aprobechar que no estaba.

-tengo que decirte algo Simon y espero no lo tomes a mal-dije sin mirarle a la cara

-No claro que no , dime lo que sea, sabes me caes muy bien neofita-dijo y rio

Sabia que el era demasiado comprencibo y no se me tiraria ensima.

-La cosa es sobre Bree-dije

-Que sabes tu de Bree-dijo matt que estaba detras mio mirandome desencajado

Lo ultimo que necesitaba era que matt supiera esto por lo menos de mi boca, por lo que habia podido advertir tenia una relacion muy extrecha con ella, hasta me animaba a decir que estaba enamorado.

-Habla!! - dijo matt tomandome del brazo

-Si me sueltas te lo digo -dije enfadada quien se creia para ponerme una mano encima

-Bree -dije y titubie , tenia que buscar la palbra justa pero solo habia una en mi mete - breee ..murio -dije

Un enorme silencio cubrio la situacion como un manto de niebla pesada sobre mi cabeza.

-Mu...Mu...Murio -dijo Simon , mientras que Matt tenia el rostro descompuesto

-Quien fue!?-dijo matt que parecia que estaba a punto de rebentar , tenia los ojos llenos de rabia y resentimiento

-Los volturi -dije y me senti mal por el rebuelo que acababa de ocacionar y los problemas que ya me veia venir

-No te creo -dijo Matt

-Piensa lo que quiera , pero puedo mostrartelo si quieres-dije

-No me interesa, -dijo- aca los unicos culpables son tu familia , si ellos no existieran nada de esto hubiera pasado..

-Mi familia? , ellos no son culpables de nada, ustedes decidieron meterse en una lucha ajena y pagaron las concecuensias por ello.

Matt se avalanzo sobre mi , arrinconandome contra un arbol.

-Vos vas a pagar por la muerte del amor de mi vida-dijo mientras se reia como un loco.

-Quitale las manos de encima chupasangre -dijo una voz sumamente familiar.

Senti su aroma, era el, aunque no podia verlo por la oscuridad sabia que era el , pero como habia llegado hasta aqui.

No hay comentarios: