¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

16 oct. 2013

Capítulo 21


{…}

-¡Jeremy!- La voz de Katherine se escuchó en todo el castillo. -¡Jeremy!- Ya había recorrido más de la mitad del castillo sin encontrarlo.

-Katherine.- Caroline hablo suavemente, con miedo.

-¿¡Qué?!- Katherine seguía gritando, estaba enfurecida, no había visto a Jeremy desde el día del sacrificio.

-Jeremy se fue.- Caroline hablo con más suavidad.

-¡Lo sé! ¡Pero ya debió regresar!- Su voz ya no era furiosa, sino preocupada.

-No va a regresar.- Caroline saco una hoja blanca doblada de la bolsa de su pantalón y se la dio a Katherine. –La acabo de encontrar en su habitación.

 

““La única razón por la que dejo esto es para que no me busquen, aunque sé que a nadie le va importar que no regrese, no tengo familia ni amigos en La Orden que esperen mi regreso, que se preocupen por mí, que quieren que me quede.

Tomar esta decisión no fue difícil después de que casi matan a la única persona que me entendió, que de verdad me considere su amigo.

Me di cuenta que no soy como ustedes, no soy un asesino, soy feliz siendo lo que soy, no me importa estar atado eternamente a la Luna Llena.

Lo único que quiero pedir es que no busquen a Renesmmee, que no la maten, ella es una persona con gran corazón, que debe vivir su vida sin preocuparse  de que la quieran matar.””

 

-¿Dejo algo más?- Katherine parecía vulnerable por primera vez en mucho tiempo.

-No.- La respuesta de Angélica fueron las palabras más doloras para Katherine, ahora se daba cuenta que debió decir la verdad hace mucho tiempo. -¿Qué ocurre?- Caroline parecía fría, pero tratándose de su hermana, era capaz de sentir.

-Jeremy…es…él es…- Por más que Katherine buscaba las palabras adecuadas no las encontraba, no sabía cómo decirle a su hermano algo que había ocultado durante tantos años. Tomo una bocanada de aire y se obligó a controlarse. –Nada…olvídalo. –Katherine salió corriendo, luchando contra las lágrimas que picaban sus ojos. Cuando llego a la cima de una montaña cercana a la cede subió a un árbol, se sentó en una rama y comenzó a llorar, rogando que nadie la viera. –Jeremy, debí decirte la verdad, no permitir que pensaras que a nadie le importas, porque a mi sí me importas, mucho, daría la vida por ti, porque estés aquí y no te vallas, solo espero que regreses, sin ti mi vida está incompleta, te amo, sin importar lo que pase o hagas siempre será de la misma forma.- Sus palabras eran susurros llenos de dolor.

-¡Katherine!- Caroline había salido a buscar a su hermana. Al escucharla, Katherine salto de un árbol a otro, hasta casi llegar al límite del bosque, bajo, seco sus lágrimas y respiro profundamente. –Katherine, ¿qué ocurrió?

-Nada.

-No me mientas, eres mi hermana, me preocupas y quiero saber cómo ayudarte.

-No te lo puedo decir.

-¿Por qué? ¿Acaso no confías en mí?

-Es que…he guardado este secreto durante mucho tiempo.

-Dime- Caroline empezaba a sospechar porque Katherine sufría por Jeremy. -¿Puedo adivinar?

-Inténtalo, pero no lo lograras.

-Estas enamorada de Jeremy.- Katherine sonrió ampliamente por lo que su hermana dijo. -¿Eso es un sí?

-No…bueno, sí y no…

-¿Qué?

-Lo amo, pero no para que fuéramos pareja.

-¿Por qué?

-Por Edipo.- Respondió Katherine.

-Katherine, Caroline.- Alexander apareció del lado de la carretera.

-¿Qué?- Katherine volvió a su habitual actitud. Caroline resulto asombrada, ya que aunque Alexander también era el hermano menor de Katherine, ella siempre la traro con frialdad.

-Encontramos el rastro de Jeremy.

 

Katherine no pudo evitar sonreír. Alexander siempre la conoció como alguien que no siente nada por nadie, ni por sus hermanos, que sonriera lo sorprendió, no entendía le por qué.

 

-¿Dónde?

-En la frontera de Volterra, creemos que los Vulturi lo capturaron.

 

Katherine resulto horrorizada por ello, no quería imaginarse lo que podrían estar haciéndole a aquel joven en ese momento.

 

-Hay que regresar, reúnan a toda La Orden, necesitamos traer de regreso a Jeremy.- Katherine salió corriendo al terminar de hablar, Caroline la siguió, mientras que Alexander regreso por donde venía para ir por quienes lo acompañaron.

-¿Por qué eres así?- Caroline procuro estar lo suficientemente lejos de al Cede para que no la escucharan.

-¿Así cómo?- Katherine se detuvo y vio con enojo a su hermana menor.

-Cuando hablas conmigo puedes llegar a ser tierna, pero al hablar con Alexander siempre eres fría, como si no lo quisieras.

-Lo quiero, al igual que a ti, pero siempre tuve que ser dura con él, me vi obligada a ellos por culpa de papá.

-Pero él ya no está aquí…- Caroline tomo las manos de su hermana. –Trátalo como si de verdad fuera tu hermano menor.

-No puedo…no quiero que se vuelva sensible y obtenga debilidades.

-Eso no pasará.- Katherine, enojada jalo sus manos, haciendo que su hermana la soltara y cruzo los brazos por debajo del pecho.

-Si pasa o no pase, no quiero ni me interesa comprobarlo, lo tratare como siempre.- Se dio la vuelta dispuesta a seguir su camino hacia la Cede. –No quiero que vuelvas a hablar sobre mi trato hacia Alexander ni sobre lo que siento por Jeremy.- Al terminar de hablar salió corriendo.

No hay comentarios: