¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

21 dic. 2011

Capítulo 20: Sigues siendo de ella…

“Es como una canción, que no puedes olvidar, pero que es preciso dejar de cantar, dejarla atrás. Así que ahora, supongo, es el momento de levantarnos y mirar hacia al frente, y ver más allá de lo que pudo ser y nunca fue, ver más allá de un nosotros que nunca existió.”
{…}
-Alexander, necesitamos hablar…-Amelia se sentó en la orilla de la cama.
-Claro, hablemos.-Y comencé a besarla.
-De verdad quiero hablar.-Digo separándose y seria.
-Bien, dime…
-Todo esto, tus recuerdos, lo que sabes, tu nombre, nada es real…
-¿De qué hablas?
-De esto.-Ella tomo mi cara entre sus manos y un fuerte dolor de cabeza comenzó, ya lo había sentido antes, pero este era más intenso y doloroso…
“Mar vámonos-le dijo un chico a la persona más hermosa del mundo” “-¿Qué veías en el aeropuerto Alec?”-Quite las manos de Amelia y el dolor se detuvo.
-¿Qué fue eso y por qué la chica me llamo Alec?-Amelia puso mala cara y me aventó contra la cama.
-Te mueves o intentas algo y te va ir muy mal.-Puso de nuevo sus manos en mi rostro e imágenes comenzaron a llenar mi cabeza, la chica rubia que antes me había llamado Alec era mi hermana, Alec, ese era mi verdadero nombre.
-Amelia detente…
-No, aún no vez lo más importante…
“Alec…yo…acepto, acepto ser tu novia” “Te amo” “No me importa lo que eres, yo te amo”-Mar, mi Mar.
-Creo que eran todos…-Ella se alejó de mí y se sentó de nuevo en la orilla de la cama…
-¿Por qué? ¿Por qué esperaste hasta ahora para devolverme mis recuerdos?
-Me di cuenta de que aunque no tuvieras recuerdos tu corazón sabía que no me amabas a mí, ayer comprobó lo que temía, “Mar te amo, nunca te dejaré”, esas palabras hicieron que me diera cuenta de que tu corazón seguía siendo de Mar y nada haría que te enamoraras de mi…
-Amelia, lo siento…
-No, yo lo siento, no debí ayudar a raptarte, debí hacer lo que me dijo Dídima cuando llego aquí después de dejar a su hija con alguien más: “Seré feliz si mi ser amado lo es”
-¿Qué dices?
-Que Dídima, la compañera de Marcus quedo embarazada…-Amelia me conto toda la historia.-Yo ya hable mucho, aunque me falta algo.-Me dio un beso en la mejilla y abrió la ventana de la habitación.-Ve a buscar a Mar, reconquístala y dale esto.-Me dio una carta y me jalo para que me levantará y saliera por la ventana.-Corre, no podre despistar a Alexandra por mucho, será mejor que vallas rápido.
Comencé a correr hacia…un momento, no sabía en donde estaba…alce al vista en busca de algo que me indicará donde me encontraba, pero no veía nada conocido, corrí sin dirección alguna hasta que…

1 comentario:

Maria O.D. dijo...

¡Hola!

¡¡¡¿por que!?!!! ¡por que lo cortas ahi! :D ¡que emocionante! ¡que felicidad que Alec vuelva!