¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

20 oct. 2014

Capítulo 27

Alec me llevo hasta el sotano de Castillo, justo sobre los calabozos, prometiendo que lo que vería me fascinaría.
 
-Te voy a tapar lo ojos.- Sin decir más, Alec que era más alto que yo, me cubrio facilmente los ojos con las manos desde atrás de mi.

El camino era recto, así que no me fue tan dificil recorrerlo con tacones y los ojos tapados.

 -Sorpresa.- Susurro en mi oido al mismo tiempo que quitaba las manos de mis ojos.

Debajo de una gran lampara de araña con varias velas había un hermoso piano negro de cola.
 
-Pense que te gustaría poder tocar el piano mientras estes aquí.

-Es hermomoso.- Lo abrace por le cuello saltando ligeramente, Alec seguía siendo más alto que yo aunque llevara tacones.
-Me alegra que te halla gustado, lo mande a arreglar hace 2 días, mientras dormias me transmitiste algunos recuerdos tuyos en lo que estabas tocando el piano y toda tu familia te veía, tu felicidad era fascinante, nunca había sentido algo así.

Sin soltar el cuello de Alec lo bese, cuando nos separamos corri hacia el piano. Levante la tapa del teclado y roce mis dedos en cada una de las teclas, me sente en el banco donde podían sentarse más de 3 personas, procurando que mi falda no se alsara y se mantuviera bien acomodada sobre mis piernas y a los lados. Mis dedos comenzaron a tocar las teclas adecuadas con suavidad, reproduciendo la canción de cuna que mi papá había compuesto para mi.
 
-¿Qué canción es?- Alec estaba parado en mi lado derecho, justo en la curva que formaba el piano.
-Mi papá la compuso para mi, es mi canción de cuna.
-¿Tu has escrito alguna?- Alec ahora estaba sentado junto a mi, miraba mis dedos con detenimiento mientras presionaba cada tecla y seguía platicando al tocar.
-No, pero me gustaría hacerlo.
-¿En quién te inspirarías?
-En ti.- Mis palabras fueron suaves, me daba pena aceptar cuanto lo amaba.

Alec beso mi mejilla con suavidad y después se quedo quieto junto a mi, parecía que de verdad disfrutaba la canción.

-Alec.- La voz de Angélica se escucho sobre el suave sonido del piano, asiendo que los dos volteáramos.
-Voy a buscarla.- Alec salió corriendo y yo me quede sola. Logre percibir justo entre las cuerdas del piano una pequeño cuaderno y un lapiz, los tome y coloque el cuaderno abierta justo frente a mi.

Comence a escribir la letra de la canción, quería decirle con esto a Alec que yo me quedaría junto a él aunque ya no estuviera obligada a estar con los Vulturi, que estaría dispuesta a dejar a mi familia por él, que por nuestro amor sería capaz de hacer locuras.

“Well it’s good to hear your voice…I hope you’re doing fine”

Las palabaras aparecían en mi mente rapidamente y mis dedos se deslizaban sobre las teclas con rapidez, cada nota era perfecta para cada una de las estrofas, terminaría la canción antesde que Alec bajara.

{…}
-Alec, al fin llegas, ¿dónde esta Ness?- Angelica hablaba rapidamente mientras junto con Jeremy iban de un lado a otro arreglando la habitación de Ness.
-La entretengo, como me lo pediste.- Le dije rapidamente y tomando uno de los globos rosas que estaban dentro una caja e inflandolo.
-Entonces regresa con ella.
 

Deje tres globos infados dentro de otra caja y sali de la habitación.


-I look up at the stars…hoping you’re doing the same…and somehow I feel closer…-La voz de Ness llenaba las escaleras del sótano.
-¿Que cancion es?- Le dije cuando estuve junto a ella.
-Después te digo.- Me dijo con una sonrisa, cerrando rapidamente el cuaderno que yo había colocada dentro del piano y ahora estaba donde iban las partituras. –Tengo hambre, ¿vamos a cazar? –Lllevaba abrazado el cuaderno al pecho.
-Claro.
-Ve abuscarme a mi habitación en 10 minutos.- Apenas termino de hablar salio corriendo.
-Su habitación…- Sali corriendo tras ella y gracias a ser más rapido logre atraparla justo frente a la puerta de mi habitación, la abrace por la espaldda y bese su mejilla. –Mejor vamonos ahora, tendremos más tiempo para los dos.- Las palabras las susurre en su cuello, senti como se estremecia.
-OK.- Fue lo unico que logro decir. La tome de la mano y la lleve hasta el bosque.

Habían pasado varias horas desde que salimos cuando Ness solto a su tercer ciervo.
 
-Si quieres sostenego el cuaderno mientras comes.
-No es necesario, además ya me llene, ¿podemos regresar?

Vi mi reloj, eran casi la 9 en punto, a tiempo para su fiesta. Corrimos hasta  su habitación, Ness se detuvo frente a la puerta y cuando iba  abrirla la detuve colocando mi mano sobre la suya, entrelace mis dedos con los de ella y

-Eres la festejada, permiteme abrir la puerta por ti.
-Mi cumpleaños es hasta mañana.
-No importa- Cuando abri al puerta Ness estaba justo debajo del umbral.
-¡Sorpresa!

No hay comentarios: