¡Noticias!

Después de casi un año sin publicaciones o avisos, he regresado y con nuevas (y espero buenas) noticias.
El blog no solo tendrá las historias que ya conocen, sino que ahora también encontrarán los capítulos de algunos libros, subiré nuevos capítulos de libros e historias por igual.
Espero que no hayan olvidado el blog y que pronto seamos más.
Lili Vulturi Mellark.

Seguidores

3 sept. 2011

Capítulo 9: Escuela


A partir de ahora dejare de poner POV, ustedes se darán cuenta cada vez que narre alguien mas.
Maratón 1/3 

{…}
Cuando acabe de desayunar escuche que tocaban el timbre, abrí la puerta sin ver quien era y vi a Alec parado frente a mí con una gran sonrisa.
-Hola princesa, lista para la escuela?
-Claro, vámonos. –Dije mientras tomaba mi mochila del sillón.- Nos vemos luego mamá.
-No esperaremos a tu hermano?
-No, mi papá le regalo un auto.
-Bien.
El camino a la escuela fue realmente corto, Alec se estaciono en el primer lugar vacío que vio, me abrió la puerta como siempre, a penas baje me di cuenta que todas las chicas miraban a Alec, eso hizo que me pusiera algo celosa y apretara un poco la mano de Alec.
-¿Pasa algo?
-Nada. –Le dije demasiado cortante. Alec dejo de caminar y me obligo a hacer lo mismo al detenerse.
-Mar, dime la verdad.
-Todas las chica te están viendo sin importarles que yo este a tu lado.
-Mar, créeme yo solo tengo ojos para ti, se podría decir que soy tu esclavo.
-¿Qué?
-Dicen que le amor es una torpeza de la cual te puedes volver esclavo y yo me enamore de ti.
-Que dulce eres…
El rostro de Alec paso de una gran sonrisa a una cara como de fastidio o enojo.
-Espérame afuera de la dirección te alcanzo en un momento…
Yo solo asentí e inicie a caminar hacia la dirección…ahí me encontré a mi hermano.
-Hola...y Alec?
-Fue a hablar con alguien me dijo que me alcanzaría aquí.
-Bueno, yo ya tengo mi horario, será mejor que te apresures por el tuyo las clases inician pronto…por cierto que joya es la de tu collar.
-No lo sé, porque?
-Es que no sabía que existiera alguna joya del color de tus ojos.
-¿Qué? –Agache la viste hacia el collar y vi que mi hermano decía la verdad, lo cual me pareció extraño, la última vez que vi el collar era de color rojo.

{…}
-Alec, porque trajiste a esa humana al colegio?
-Jane, ya te dije que no le digas humana, ella se llama Mar y no te responderé nada hasta que la llames pro su nombre.
-Ni loca, ellos son menos que nosotros, no se merecen que los llamemos pro su nombre.
-Ella se lo merece.
-¿Y que la hace distinta a los demás humanos?
-Es bisnieta de Dídima.
-Alec, eso es imposible, Dídima murió hace mucho tiempo.
-Lo sé, peor por alguna razón ella y Mar son familia.
-¿Por eso ella tiene ese collar?
-Sí –Sin esperar a que Jane me dijera algo más me fui a la dirección para buscar a Mar, desde lejos logre ver que platicaba con su hermano y escuche la última parte de la conversación.
-Es que no sabía que existiera alguna joya del color de tus ojos.
-¿Qué? –Vi que Mar agachaba la cara para ver el collar y también vi como su hermnao se alejaba.
-Hola princesa. –Le dije a Mar mientras la agarraba pro la cintura.
-Hola, oye ¿Qué joya es la del collar?
-No lo sé, ¿porque?
-Es que el día que me la regalaste era de color rojo y ahora es del color de mis ojos.
-Debe ser un efecto de la luz.
Mar y yo pasamos por nuestros horarios y nos dirigimos a nuestra primera clase. Cuando llegamos el profesor ya estaba adentro.
Mar toco la puerta y espero a que el maestro nos permitiera el paso.
-Ustedes son los nuevos.
-Si… -Dijo Mar peor no pudo completar la frase porque nos e sabía el nombre del maestro.
-Salomón, Salomón Castillo (así se llama mi maestro de matemáticas) porfavor preséntense al grupo.
-Hola, soy Mar Rosales y llegue a Volterra hace un mes.
-Buenos días, soy Alec Vulturi.
-Es un honor tener a un Vulturi en la escuela, peor pro lo que e escuchado, usted no es el único Vulturi, también está su hermana mayor en la escuela, que is no me equivoco comparte clases con su hermano señorita Rosales.
El maestro nos mandó a la última banca que era la única libre.
-¿Jane, esta aquí?
-Sí
-¿Por qué no me habías dicho?
-Se me olvido
-¿Con ella hablaste?
-Sí
-Luego me presentas a mi cuñada.
-Dudo que te guste conocerla, es muy celosa, soy su único hermano.
-Estoy segura que la final nos llevaremos bien. –Claro, si no acabas `primero como su cena o como cena de alguien más.
Las clases pasaron rápidamente.

{…}
Cuando salimos de la escuela Ale y yo nos dirigimos hacia su auto, de pronto mi hermano llego junto a mí.
-Mar, ¿podemos hablar un momento?
-Claro.
-Los dejo solos, tengo que hablar con mi hermana.
-Sí. –Respondimos Alex y yo al unísono.
-¿Alec tiene un hermana?
-Sí, se llama Jane y va a tus mismas clases.
-Si, debo decirte que su hermana esta genial, se parecen mucho, podrían pasar pro gemelos…mira allá están.
-Voltee hacia la dirección que me indico con un gesto Alex y pude ver a Jane, tenía razón, ellos podían pasar cono gemelos sin problema alguno.

Después de un rato Alec regreso y me llevo a casa. Hice mis deberes y como a las 10 de la noche escuche que alguien tocaba mi ventana, me acerque lentamente y pude ver a Alec parado en la rama del árbol que dé a mi ventana.
-¿Puedo pasar? –Le abrí la ventana y él entro a mi habitación.- ¿Podemos hablar un momento?
-Claro, de que quieres hablar?
-Sobre tu collar.
-Bien.
-Sé que quieres saber todo sobre ese collar, peor por ahora solo te diré que perteneció a tu bisabuela llamada Dídima, se supone que el collar forma parte de un conjunto, peor lamentablemente el conjunto fue robado mientras le pertenecía a tus tres bisabuelas, me gustaría decirte mas pero…
-Alec, ¿porque me dices esto?
-Porque a partir de mañana todo el que te vea con el collar van hacer una reverencia, si te lo digo es para que no te asustes.
-¿Pero porque harían una reverencia?
-Eso lo sabrás a su tiempo, todavía no es el momento.
-Y es el momento de que me digas…
-Ya te dije que cuando te dé más explicaciones te condenare.
-¿Pero a que te refieres con eso de condenarme?, solo quiero aclarar mis dudas.
-Lo sé, peor todo a su tiempo.
-Bien. –me acosté en mi cama y me arrope. –Alec, ¿te podrías quedar conmigo esta noche?
-Bien, peor cuando despiertes no estaré, me iré antes para poder arreglarme y venir a recogerte.
-Bien.

======== “Vi como las personas comenzaban a correr por todos lados, mientras varias personas se les aventaban encima y presionaban su boca sobre su cuello. Sentí como si el fuego que mara mis venas y recorriera todo mi cuerpo, de pronto aquel hombre salió volando, sentí como alguien me cargaba y me decía: “perdón por esto, ojala hubiera llegado antes”. El dolor desapareció de golpe y deje de oír todo a mi alrededor, era como si hubiera muerto.” ========

2 comentarios:

Mary dijo...

¡Hola!

¡ me encantaron los capitulos! ¡ya esperaba con ansias el maratón! ¡que emocionante! :) Y te deje un premio en mi blog "el fantasma... " ¡por tus historias tan lindas y romanticas!

Mary dijo...

¡Hola otra vez!
te tengo otro premio en mi blog : "idilio", un abrazo